¿Qué entiende por amor un conductista?

Como bien sabemos, dentro de la psicología, hay diferentes aportaciones y formas de explicar qué es el amor. Algo que nos suelen criticar a los psicólogos conductistas es que no sabemos o no podemos explicar el concepto o que no tenemos en cuenta las emociones.

Por ello, os animamos a participar en esta entrada, tratando de aportar algo de luz a un tema en el que los  conductistas  tenemos  muchas  cosas  que  decir  al respecto,  ya  que como bien sabéis es  posible  analizar  con  todo  lujo  de  detalles  un  conjunto  de conductas tan complejo como estar enamorado.

Para romper el hielo, ahí va mi pequeña aportación.

Como Skinner defendía, el amor se define como el intercambio de reforzadores entre dos personas. Es de Perogrullo, pero, cuantos más reforzadores compartan los miembros de la pareja, mayor satisfacción tendrán. Esto hará que una persona vaya condicionando apetitivamente tanto a la otra persona como a todo el contexto que la rodea, transformándose poco a poco en un EC+ de bienestar.

Cuando una persona se está enamorando de otra, se dan una serie de procesos de condicionamiento en los que respuestas condicionadas (RCs): taquicardia, nudo en el estómago, calor en el cuerpo, agitación, las famosas mariposas en el estómago etc. son etiquetadas como algo positivo.

Si estas mismas respuestas se dieran ante un examen o en una entrevista de trabajo, la explicación que esa persona se daría es que tiene ansiedad.

Lo importante, por lo tanto, es la interpretación que cada uno se da en un contexto determinado, fruto de la historia de aprendizaje que cada uno haya tenido para interpretar sus emociones.

Hay otros autores como Marino Pérez, que afirman que estar enamorado podría ser entendido como una operación de establecimiento “puesto que altera nuestra relación con el mundo que nos rodea”, alterando por tanto el valor de los discriminativos y de los reforzadores y la consiguiente probabilidad de la conducta.

Cuando una persona está enamorada, focaliza absolutamente todo con respecto a la persona amada, polarizándose todos los reforzadores en su dirección y erigiéndose como única fuente de todos sus reforzadores.

Y el resto, ¿que opináis?

Bibliografía:

Álvarez, M. P. (2004). Contingencia y drama: la psicología según el conductismo.

Imagen de cabecera: http://sozotokku.blog120.fc2.com/blog-entry-223.html

 

Anuncios

3 Respuestas a “¿Qué entiende por amor un conductista?

  1. Creo que faltarían las cogniciones pues son las que median entre el comportamiento emocional y el comportamiento instrumental. Si la persona hace una valoración del estimulo como muy agradable puede aumentar la intensidad de la emoción y por tanto llevar a cabo comportamientos instrumentales de acercamiento que a su vez son reforzados por la pareja. Hay mas que añadir, es una visión global pero no excluyente de lo que habéis propuesto en el post.

    Me gusta

  2. Primero, el término amor es extremadamente vago y hace referencia a un montón de posibilidades: Enamoramiento, amor de pareja, amor parental, amor fraternal, amor a la naturaleza, amor a Dios, amor a la patría, amor a una actividad, etc. Creo que primero hay que precisar a qué tipo de amor se hace referencia. Además, cualquiera de estos tipos de amor se puede presentar de múltiples maneras, no son fenómenos simples, ni de fácil descripción. Dos parejas se pueden ‘amar’ de modos muy diferentes.
    Segundo, no creo que exista una sola teoría psicológica que de una explicación de qué es el amor. Ni siquiera las teorías psicodinámicas, para las cuales el amor se presupone, pero no se explica, y ni siquiera se define. El término ‘amor’ no es un término técnico en psicología. Es un término del lenguaje cotidiano. No veo por qué el conductismo se deba ver obligado a responder qué es el amor.
    Tercero, posiblemente para dar cuenta de algunos tipos de amor, como el enamoramiento, el amor de pareja, el parental y el fraternal, se deba recurrir a teorías biológicas, pues estos tipos de amor podrían ser vistos como manifestaciones de tendencias comportamentales que han evolucionado para favorecer a aquellos individuos con los que se comparte cierta carga genética.
    Cuarto, posiblemente se requiera también de teorías sociológicas. Algunos afirman que el amor romántico es una invención de la edad media occidental, y que en sociedades no occidentales éste ni siquiera existe.
    Quinto, los budistas dicen que amar es actuar a favor o por el bien de otro, de manera incondicional, sin esperar nada a cambio. Sin embargo, es difícil que los occidentales conciban el amor sin celos. Dice el post que de acuerdo a Skinner el amor involucra intercambio de reforzadores. Pero hay parejas que parecen intercambiar más consecuencias aversivas que apetitivas, y siguen juntas. Hay individuos que ofrecen eventos apetitivos a otra persona, pero esta útlima puede preferir a otra persona que la maltrate. Dice el post que el amor según Marino Pérez-Álvarez el amor es una ‘operación de establecimiento’, porque “alterna nuestra relación con el mundo que nos rodéa”. Pero ¿qué cosa no lo hace? Si aún fuera así, ¿qué distingue al amor de otras operaciones de establecimiento?
    Por último: ¿QUÉ ES EL AMOR? ¿Podría una definición comportamental incluir todos los aspectos relevantes de éste o dejaría aspectos fundamentales afuera?

    Me gusta

  3. Hola. Me llamo José Castro y soy Grado en Historia por la UAM. Es un artículo muy interesante. Mi comentario será dividido en dos partes, una de iniciación, porque hay unos conceptos que no entiendo y me gustaría conocer su significado, y luego expondré mi perspectiva. Muchas gracias por el trabajo de escribir, y por el de leerme. No sé que significa “reforzadores”, ni tampoco “EC+”. Por otro lado, como historiador, no sabría definir el amor realmente, ni elaborar una evolución cronológica (aparte, que los historiadores no elaboramos evoluciones, ni somos científicos). La historia de las emociones es una disciplina nueva en las “formas de hacer historia”, y no es mi especialidad. Existen muchos libros sobre el amor en tal o cual época, que al final resultan ser una descripción de los actos que este amor conllevaría a una persona a hacer con otra, que viviese, por ejemplo, en el Antiguo Egipto. Con esta práctica de investigación, sabríamos elaborar una filosofía, o qué se entiende por amor, en tal o cual contexto. Creo que la sociología también ha intentado responder esta pregunta. BAUMAN ha sido tal vez el más difundido. Pero dejando estas aportaciones, que son ricas e interesantes, creo que el amor es algo personal. En la actualidad, estamos poco acostumbrados a dejar cosas para nosotros mismos. Pienso que el amor es algo que debería definir cada uno por sí mismo, y que hay que practicarlo más que pensar qué es, o que puede ser. Otro tema interesante es si nuestra concepción del amor puede variar con el tiempo. Creo que participaré en algún que otro capítulo de este blog. Muchas gracias por dejarme participar y un saludo cordial
    José Castro del Álamo
    —–
    https://independent.academia.edu/Jos%C3%A9Castrodel%C3%81lamo

    Me gusta

Te invitamos a dejar un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s