Génesis conductista

Libro primero de Moisés, capítulo 1

La creación 

1:1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
1:2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. 

Así comienza el primer capítulo del libro del Génesis. Pero, ¿y el conductismo? ¿Cuándo comenzó? Como seguramente sabrás, éste se circunscribe históricamente en la psicología con la publicación en 1913 de John B. Watson del artículo Psychology as the behaviourist views it (La Psicología tal como la ve el conductista), publicado en la revista The Psychological Review.

El llamado “manifiesto conductista” no estuvo exento de polémica. A día de hoy es considerado como una de las publicaciones más influyentes en toda la historia de la psicología, siendo su influencia crucial, en la formulación del Conductismo. El artículo se iniciaba así:

La psicología como la ve el conductista es una rama puramente objetiva y experimental de la ciencia natural. Su meta teórica es la predicción y el control de la conducta. La introspección no forma parte esencial de sus métodos, ni el valor científico de sus datos depende de la disponibilidad con que se prestan a una interpretación en términos de conciencia. El conductista, en su esfuerzo por obtener un esquema unitario de la respuesta animal, no reconoce línea divisoria entre el hombre y el animal. La conducta del hombre, con todos sus refinamientos y complejidad, forma solo una parte del esquema total de investigación del conductista (p. 158).

El artículo es un grito frente a la psicología mentalista y una propuesta de perspectiva diferente centrada en el estudio objetivo de la conducta y la actividad observable en animales y humanos, alejada del estudio de la conciencia o de los métodos hasta entonces empleados como la introspección.

Además reflejó de forma precisa la insatisfacción general con el estado de la psicología reclamando el lugar de ésta dentro de las ciencias naturales.

Lo que pocas veces se cuenta es que las ideas plasmadas en el manifiesto no eran del todo novedosas, puesto que existían antecedentes en los estudios de Séchenov, Pavlov, Betcherev y Thorndike de aproximaciones al estudio similares. La gran aportación de Watson, a través del manifiesto, fue su actuación como catalizador de diferentes ideas y formas de abordar el estudio de la psicología.

En el momento de la publicación, Watson (42) era ya doctor en psicología en la Universidad John Hopkins, en la que permaneció allí hasta 1920, año en el que debido a los numerosos rumores y su sonado escarceo amoroso (con divorcio incluido) con su asistente Rosalie Rayner (20), se vio obligado a abandonar su cátedra.

En aquel entonces, ambos llevaron a cabo uno de los experimentos más famosos y documentados en psicología, el condicionamiento del pequeño Albert. Si no han visto imágenes, animo al lector si así lo desea, a buscar videos para profundizar en el experimento.

De ahí en adelante, Watson se dedicó a la psicología aplicada realizando aportes en diferentes áreas: pautas sobre la crianza en los niños, educación, lenguaje, pensamiento, propaganda y publicidad.

Es célebre una de sus citas más recordadas:

“Dadme una docena de niños sanos, bien formados, para que los eduque, y yo me comprometo a elegir uno de ellos al azar y adiestrarlo para que se convierta en un especialista de cualquier tipo que yo pueda escoger -médico, abogado, artista, hombre de negocios e incluso mendigo o ladrón- prescindiendo de su talento, inclinaciones, tendencias, aptitudes, vocaciones y raza de sus antepasados” 1930, 104.

Esta cita está totalmente sacada de contexto y en muy pocas ocasiones se cita el párrafo completo, puesto que cambia el sentido del texto, algo que le resta toda la polémica por otra parte. Continúa así:

 “Voy más allá de mis hechos, y lo admito, pero también lo han hecho los defensores de lo contrario, y lo han estado haciendo por muchos miles de años. Por favor, nótese que cuando este experimento se realice debe permitírseme especificar la manera en que sean criados los niños y el tipo de mundo en que vivirán.” 1930, 104.

Retrospectivamente, John Watson es una de tantas figuras dentro del conductismo que han sido mal entendidos, atacados sin argumentos de peso y pobremente leídos.

Bibliografía:

Watson, J. B. (1913). Psychology as the behaviorist views it. Psychological review, 20(2), 158.

Anuncios

2 Respuestas a “Génesis conductista

  1. Un post interesante y necesario. Parece que nunca es suficiente el trabajo de corregir malentendidos acerca de Watson.

    En su momento me llamó la atención que la frase de Watson estaba en el contexto de la confrontación con los partidarios de la eugenesia, aunque esto es algo que no he visto destacar a menudo.

    Si la frase posterior matiza el significado, la que la precede le da contexto:

    “Si sucede que un solo niño adoptado con un mal ascendiente se descarría, esto se utiliza como prueba irrefutable de la herencia de vileza moral y las tendencias criminales. Pero de hecho no ha habido ni un puñado de casos en el conjunto de nuestra civilización en que los registros hayan sido lo suficientemente cuidadosos para que saquemos esa conclusión – [que es la que sacan], a pesar de todo, Lombroso, y todos los demás estudiosos de la criminalidad”.

    En resumen, Watson estaba usando una exageración (que reconocía) contra los reiterados excesos de los partidarios de la limpieza étnica por supuestas razones científicas. Ver por ejemplo http://www.grupocolumbus.org/2013/02/you-must-have-eugenic-certificate.html

    Un recurso interesante para profundizar en los malentendidos sobre Watson es:

    Todd, J.T. (1994). What psychology has to say about John B. Watson: Classical behaviorism in psychology textbooks, 1920-1989. In J. T. Todd & E. K. Morris, (Eds.), Modern perspectives on John B. Watson and classical behaviorism (pp. 75-108). Westport, CT: Greenwood Press.
    https://people.emich.edu/jtodd/ToddChapter.pdf

    Le gusta a 1 persona

Te invitamos a dejar un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s