Nuevas fronteras en ABA: Entrevista al Profesor Javier Virués Ortega.

En el ámbito aplicado de la Psicología, la metodología en ABA (Applied Behaviour Analisys) es una de las aproximaciones más conocidas y respaldadas. No obstante, cuando escuchamos hablar de ABA, rápidamente lo asociamos con Trastornos Generalizados del Desarrollo y con una metodología intensiva y especializada, pero ¿ABA es sólo eso? Para acercarnos al mundo del Análisis aplicado del comportamiento y comprender mejor sus fundamentos y características tenemos la gran suerte de contar con la aportación de uno de los grandes especialistas en esta área, el Profesor Javier Virués.

Ciencia y Comportamiento: Nos encantaría conocer con algo más de detalle qué es ABA. ¿Cuáles son sus orígenes y porqué lo relacionamos con problemas del desarrollo y una metodología intensiva? ¿Es sólo eso?

Javier Virués: Bueno, con respecto al origen, éste se encuentra en el Análisis Experimental de la Conducta y por comentar alguna anécdota histórica sobre cómo el análisis de conducta llega a establecerse, creo que fue en 1959 cuando apareció uno de los primeros estudios de análisis aplicado de Michael y Ayllon. Realmente fue un análisis funcional muy preliminar, después de más de 50 años todavía seguimos hablando de análisis funcional aunque la metodología obviamente ha avanzado mucho. Por resumir, el origen está en una rama experimental de la psicología, que es el análisis experimental, desarrollado por Skinner, centrado en sus aplicaciones a conductas socialmente relevantes. Eso es un poco discordarte con lo que tú dices con respecto a su asociación a modelos de intervención específicos y a poblaciones específicas. En principio, el Análisis Aplicado de Conducta no es una metodología y no es una intervención para una población, es una ciencia y, en ese sentido, ni la población ni la metodología deben ser específicas. Esa sería la verdadera vocación del análisis aplicado de conducta pero en la práctica, pasa un poco lo que tú dices, se asocia tanto a una metodología como a una intervención. Bueno, al final los motivos económicos rigen el desarrollo de una ciencia en gran medida. En el caso de ABA con la publicación del estudio de Lovaas (1987) sobre intervención intensiva en autismo, siendo un área en la que, ni en aquel entonces ni todavía hoy hay intervenciones alternativas de similar eficacia, pues se produjo un desarrollo exponencial que todavía no ha terminado, sigue creciendo muchísimo. Por darte un índice, el número de personas con la certificación BCBA® se ha incrementado entre un 15 y un 20% anual en los últimos 10 años. Entonces todavía estamos ahí en ese boom y es debido al “tirón” que tiene el tema del autismo. No obstante, el campo se está diversificando pero todavía de una forma un poco discreta, pero sí que se siguen desarrollando aplicaciones en demencias, por supuesto en educación, en el mundo organizacional, en adicciones y en otras áreas.

Ciencia y Comportamiento: Tal y como dices, aunque una de las áreas de mayor aplicación y desarrollo empírico del análisis aplicado de la conducta es la intervención en personas con Trastornos Generalizados del Desarrollo, ABA también es, o más bien, es ante todo una aproximación general al estudio y modificación del comportamiento que potencialmente tiene múltiples ámbitos de aplicación. ¿Qué factores han influido en que no haya evolucionado su aplicación de la misma forma en otros ámbitos, como por ejemplo, el contexto clínico?

Javier Virués: Los motivos son bastante mundanos, como comentaba creo que son de naturaleza económica. En EE.UU hay una conexión mucho más directa entre la pujanza de un ámbito de aplicación práctica y su representación en la universidad. En el caso del autismo al haber ya muchos estudios que demuestran que la intervención conductual temprana intensiva es un tratamiento basado en la evidencia, han florecido multitud de programas universitarios que se dedican a entrenar analistas de conducta. La gente que llega al análisis de conducta, hoy por hoy, llega a través de la vía del autismo, no son unos convencidos filosóficos como por ejemplo puede ocurrir en España, que descubren el conductismo y luego descubren las aplicaciones. Cuando la gente llega por un convencimiento filosófico, las aplicaciones son mucho más diversas porque una vez tienes esa base, cada cual se dedica a desarrollar un ámbito. Esto es un poco lo que pasa en España, siendo un país en el que no existe esa conexión entre la pujanza práctica de una disciplina y su representación universitaria. La situación es incluso hasta más sana, en el sentido de que los que están en el análisis de conducta tienen un convencimiento casi de carácter ideológico.

En lo que se refiere a la psicología clínica hay excepciones y algunas incluso se remontan a los comienzos del análisis aplicado de conducta. Por ejemplo, Charles Ferster (1973) ya hablaba de un análisis funcional del comportamiento depresivo, pero todo ha quedado más bien en un análisis conceptual, nunca ha habido una conexión fuerte entre análisis experimental y análisis de conducta clínica. Existen casos como el de la psicoterapia analítico funcional o la terapia de aceptación y compromiso que tienen una inspiración conductual, pero carecen de esa conexión con el análisis experimental, entonces, realmente es un ámbito inacabado, en el cuál no existen todavía caminos para establecer esa transición que preserve la naturaleza experimental del análisis aplicado.

Ciencia y Comportamiento: Tal y como comentabas antes, la metodología ABA en el ámbito del autismo muestra de una forma clara la eficacia de este enfoque y que hace que ABA sea considerado un enfoque científico sin lugar a dudas. Este estatus quizá no lo encontremos de forma tan clara en otros ámbitos de la Psicología ¿Cuáles crees que serían los principales beneficios que podría tener la aplicación de la metodología experimental ABA en el campo de investigación e intervención clínica? ¿Qué limitaciones podríamos encontrar?

Javier Virués: Quizá el autismo no es un buen modelo de cómo se podría trasladar el análisis de conducta a otros ámbitos. Estamos hablando de una población que a lo mejor llega a la intervención sin un repertorio verbal muy extenso, son clientes en los que se pueden definir con precisión las conductas de interés clínico  (por ejemplo, intraverbales sencillas, problemas de conducta, repertorio de oyente) y estas resisten muy bien la metodología que ya está desarrollada: definiciones operacionales, metodología experimental, extensiones diversas de contingencias de tres y cuatro términos. La posibilidad de trasladar ese modelo a personas con un repertorio verbal complejo se antoja difícil. Realmente la adaptación requeriría nuevos desarrollos metodológicos para poder trasladar el análisis experimental conservando su integridad científica. Pero no creo que sea imposible, los que lo han intentado, al fin y al cabo, han estado muy sesgados por modelos muy tradicionales de intervención clínica. ¿Cómo llegar a ese punto? Si de alguna forma se pudiera demostrar que ciertos mecanismos existen en terapia, ya sería una mera cuestión de identificarlos durante la práctica clínica, de una forma no experimental, claro. Al fin y al cabo es algo que la gente ya está haciendo, en grupos como el vuestro, por ejemplo (Grupo AcoVEo) esto ya se hace. Lo que de alguna manera falta es la base experimental que arrastre tras de sí la credibilidad de este tipo de aplicaciones.

Ciencia y Comportamiento: Desde luego, y a pesar de las dificultades que se pudieran encontrar, la ampliación de ABA a diferentes áreas y ámbitos de la psicología sería  tremendamente deseable. Además de cómo podría ser dicha expansión en el ámbito clínico como acabas de esbozar, ¿Cuáles serían los pasos a seguir para poder expandir la metodología de estudio e intervención ABA a otros ámbitos de aplicación?

Javier Virués: En el fondo, en el análisis de conducta hemos sido afortunados y condenados a la vez. El autismo es un ámbito en el que se ha tenido mucho éxito, ha infundido grandes recursos al área de todo tipo: formación, legistlación, financiación de programas de investigación, etc. Ese desarrollo que ha permitido el autismo debería, de una forma estratégica, ir extendiéndose a otros ámbitos. ¿Cómo se puede hacer esto? Las instituciones de representación del área a nivel internacional son las que van a poder hacer algo. Hoy por hoy, las dos Instituciones que representan al Análisis Aplicado de Conducta y tienen mayor peso son la Asociación de Análisis de Conducta Internacional (ABAI) y la Behavior Analyst Certification Board (BACB) esta última dedicada a la certificación profesional. Ellos son quienes tienen recursos económicos y una audiencia para fomentar la diversificación del área. Por desgracia, ambas instituciones no se dedican a dirigir esa inversión en otra dirección, o al menos,  no lo están haciendo con gran intensidad, pero hay excepciones. Por ejemplo, la BACB está fomentando un proceso de reflexión y de recopilación de información sobre áreas novedosas de intervención. No deja de ser un paso muy preliminar.¿Qué más hacer? Fomentar la financiación de líneas de investigación novedosas mediante. A una escala modesta la asociación ABA España está apostando por esta vía a través de la Cátedra Externa de Análisis de Conducta ABA España de la Universidad de Cádiz, que pronto financiará a estudiantes de doctorado dedicados a áreas novedosas de aplicación del análisis aplicado. Por desgracia, a pesar de que el campo profesional ha crecido mucho, la gente que se dedica a investigación en este ámbito es muy escasa. Por ejemplo, hay más de 30000 personas con alguna de las distinciones profesionales de la BACB pero no más de 20 o 30 grupos fuertes de investigación en análisis aplicado. Realmente hay una escasez de investigación, que al fin y al cabo, es la base de la diversificación de un área ya que primero viene la evidencia y luego la transferencia al ámbito profesional.

Ciencia y Comportamiento: ¡Muchísimas gracias por esta entrevista! Ha sido realmente muy interesante y un verdadero placer y un honor poder contar con tu perspectiva sobre las posibles aplicaciones de ABA a los diferentes ámbitos de la psicología. Gracias también por todo el trabajo que desarrollas como Profesor e Investigador aportando relevantes avances a nuestra disciplina.

 

Javier Virués es doctor en Psicología por la Universidad de Granada y Especialista en Psicología Clínica. Es profesor de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) y Director del Programa de Análisis aplicado de conducta en dicha universidad. Cuenta con una larga trayectoria investigadora internacional, anteriormente fue profesor de la Universidad de Manitoba (Canadá). A lo largo de su carrera ha colaborado con relevantes figuras del Análisis Aplicado de Conducta, tales como los profesores Brian A. Iwata o Stephen N. Haynes.  Su investigación se centra en el análisis aplicado del comportamiento, particularmente en personas con trastornos del desarrollo. También está interesado en la síntesis de la evidencia científica del análisis de conducta y la extensión de las aplicaciones del análisis del comportamiento a la psicología clínica general y a procesos verbales complejos.

 

Resultado de imagen de universidad de auckland

Entrevista realizada en la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda. 

 

Imagen de cabecera obtenida de photoPin. photo credit: RaidersLight <a href=”http://www.flickr.com/photos/19637186@N08/5136033468″>Nos vemos al final</a> via <a href=”http://photopin.com”>photopin</a&gt; <a href=”https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/”>(license)</a&gt;

Anuncios

Una respuesta a “Nuevas fronteras en ABA: Entrevista al Profesor Javier Virués Ortega.

Te invitamos a dejar un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s